Poemas de mujer soltera – 53347

Comienzo de la primera carta de Flaubert a Louise Colet: Medianoche. Te tenía en mis brazos Acabo de guardar, a solas y bien encerrado, todo cuanto me regalaste Señora: Me he enterado de que se tomó la molestia de venir tres veces, ayer por la tarde, a mi casa. No estaba.

Transcript

Cuento Publicado originalmente en sueco en el año en la antología Grenverk, cheat el título Poeten chilenaren. Y en Chile en el libro de cuentos Memorias eróticas de un chileno en Suecia Vuela el rumor que me acusa majadera e insistentemente, entre otras impugnaciones, de falta de seriedad. Risotadas a veces.

Frases eroticas

Enigmas acerca de qué tipo de biografía lleva o qué sucesos han podido provocar que una mujer cualquiera decida vivir en soltería y soledad absolute aparecen inmediatamente asociados. Claro, cuando hablo de la mujer soltera no contemplo el largo período durante el cual a aquella se la considera joven —concepción que, por otro lado, únicamente debería pertenecerle al individuo—. No le ocurre lo mismo a la madama pasados unos años. Durante los añosyal albor de la crisis internacional, la autora Camille Jourdy, una ilustradora e historietista francesa premiada en el Carnival de Angulema decompleta una trilogía sólida sobre vidas humanas discretas, apagadas por el anonimato, por la timidez y la degradación del individualismo. En la historia que nos atañe todo empieza por el verbo, el nombre: Rosalie Blum. Yo distingo por un lado el concepto necesario y formidable de la rutina, la rutina buena para entendernos, y la rutina mala. Por el contrario, la rutina mala impide al individuo tomar decisiones, le hace presa del miedo, del conformismo. Después conocemos a las amigas de facultad de Maude, Cécile y Bernadette, y claro, a los ligues del gladiador recién nombrado, entre las que destacaré a Stéphanie, de semblante serio y desabrido. Pasea en bolas por la casa cuando le viene en albedrío y saca la lengua para basarse la nieve fresca que cae del cielo.

FRASES SEXIS

Soy varón, blanco, rubio, de ojos azules. A los once años aprendí a masturbarme. Los conocimientos sobre sexo los adquirí por un libro de sexología que describía el acto sexual entre humanos. Dos me interesaron sobremanera: la homosexualidad y la zoofilia. En el primero, aprendí el significado de la palabra pederastia, me pareció algo repugnante.

443 444 445 446 447 448 449