Como coquetear Golden

Amiga linda, no lo acoses. A los hombres no les gusta que los presionen. Disfruta la relación y date tu toque. No le demuestres que lo necesitas. Ni lo presiones. Tu solo necesitas amarte a ti misma.

Únete a la conversación

Lorena G. Pero también hay casos de éxito. Tinder no es el belcebú. Una mirada crítica a lo que ellos ofrecen Temas de Hoy.

1.651 Comentarios

Vamos, que acabaste por sorpresa en la conocida 'friend zone' o zona de amigos, cuando creíste que la gratitud era evidente y estaba todo acción. Pero también puede ser que denial te lanzaras y desde tu yacija, a solas, te tiraste de los pelos lo que quedaba de confusión, tratando de descifrar si sería escarceo lo que te pareció simpatía. Puede que hasta algunas amistades que presenciaron el momento, te sigan recordando la oportunidad tan maravillosa que desperdiciaste por no interpretar de la manera adecuada. Pero no te preocupes, esto es algo muy habitual y pocas personas se han librado de estas situaciones confusas. Tanto a hombres como a mujeres nos cuesta a veces identificar y diferenciar el juego de la seducción con la amabilidad o simpatía. La mayor parte de la asesoría es no verbal y saber identificar las señales es clave. También es verdad que, en el juego de la seducción, no siempre nos atrae lo directo, incluso puede asustarnos, y por algo se le llama juego, porque implica interpretación e incertidumbre. Y siempre con protección en ambos casos. El uso del espacio es importante para mostrar nuestro interés.

EL ESPAÑOL

Disparadas Cada siete horas una mujer es violada en España. En solo un día se cometen violaciones a mujeres alrededor del mundo, registrando hasta Por ello, la violencia sexual que las mujeres sufren a lo largo de su vida por parte de sus propios amigos, familia, compañeros e aun parejas son continuamente normalizadas e invisibilizadas. Por eso, un grupo de mujeres hemos decidido contar nuestras historias. La cultura de la violación proviene en gran medida de cómo se concibe la sexualidad de las mujeres y los hombres, y de todos los estereotipos que han calado en el pensamiento dominante que trae consigo. Madama como objeto deseado no como agarrado deseante.

121 122 123 124 125 126 127